Translate

viernes, 15 de febrero de 2013

Montevideo.


De acá puedo ver la calle de la ventana, y saludar compadres
con los que no hablo hace mil años.
Todavía oigo las bocinas que en Montevideo parecen todas iguales.
Seguimos evocando secretos, y la vergüenza de arrimarse;
Seguimos con ese aburrimiento hecho de plomo y de pasmo.
Es insoportable y casi previsible ese domingo inhabitado, y a 
veces quería pensar en vos, pero ya no me dan los huevos.
Todavía no hemos gastado todo el egoísmo, ni la ironía colectiva que nos persigue, y el desprecio es un cuchillo sin filo que no corta pero atraviesa.
Igual me siento bien en Montevideo, con ese mar de aburrimiento, con esos días enojados, me cuesta dejar de amarte, porque venero tus nostalgias, tus tardes, tus lloviznas, tus boliches de trago y de sueños, y tu cívico desgaste.


viernes, 8 de febrero de 2013

Otros Carnavales.


Otros carnavales.


Los años que pasaron no son más;
No son más lo que deberían ser;
Clavamos el tiempo e un reloj;
Lloramos miserias de anteayer.
De a poco nos vamos acostumbrando;
Sabemos que nada se puede hacer;
Los años nos llevan, nos van agotando
en su quietud, nos van matando a cada
amanecer.
Los años que pasan no son más;
Los sueños quedaron en el pasado;
Somos verdugos del reloj;
Viviendo de nostalgias;
Parados en el tiempo;
Perdidos entre carnavales y pierrots.

sábado, 2 de febrero de 2013

Lo siento


Me siento solo y mal acompañado por mi mismo
Me siento presionado porque soy mi único enemigo
Me siento viejo y me azotan las metáforas
Me siento estúpido mirando el mundo de dentro de una pecera
Me siento íntimo de mi mejor enemigo
Me siento una formula dogmatica que explica lo inexplicable
Me siento una pluma que no levanta vuelo
 Me siento un poco de ti, un rasgo familiar y neutro, algo intimo y decadente
Me siento el crepúsculo de algo que nunca nació
Siento que lo que soy no alcanza, pero me sobran razones para seguir huyendo de tu sombra, antes que te acerques de sorpresa…