Translate

viernes, 26 de octubre de 2012

La francesa


En la orilla del Sena al borde del suicidio, y después la decepción. Seguí un poco mas tu voz me decía; Extrañado te extrañaba, era el olvido que no se olvidaba de salvarme.
En la orilla del Sena me salvo la distracción, debía haberme ido sin rogar por vos; Ya estaba aburrido de los cafés, quería volver al sur, aquel pequeño país del sur, donde todavía me quedaba vida donde sueños se convertían en versos y tentación.

Publicar un comentario