Translate

domingo, 20 de octubre de 2013

Epopeya

Llamaba en voz alta, avía un silencio, y un aire siniestro,
El sueño, las prisiones, las preguntas, todo esto es recurrente,
Digamos que el mundo se duerme con espesas pestañas de pasado y de futuro casi irremediables.
Llamaba en voz alta, hay algo grande dándome la espalda; no sé todo eso me huele mal, sin embargo acá abajo ay un escondite, una expectativa, tal vez un adiós inventado o pensar en no existir; a veces no sé si puedo contar conmigo.

Digamos que el mundo suele andar sin dignidad y que nos arrastra el alma, aunque dondequiera encontraremos promesas abstractas.  
Publicar un comentario