Translate

martes, 1 de octubre de 2013

Rey de oro.

Quien sabe la tangencia un día nos haga probar la gloria de a propósito, y al final la culpa nos ponga coraje.
Hay un mecanismo que nos pone a prueba, y nos pincha con su lanza de obligación.
Seguir soñando no, no es obligación y a duras penas todavía se puede.

Bueno quien sabe perseguimos la felicidad; esa felicidad aséptica y tan limpia que casi no la vemos. 
Publicar un comentario