Translate

lunes, 17 de marzo de 2014

Magnitud

No podemos detener las piedras ni la mano que nos apunta,
La soledad destila nostalgia,en ese tunel de ráfagas que es el tiempo
y luego desplegamos, sin saber donde vamos, en esa selva de secretos,
en ese espacio diáfano y lleno de mistérios.
No podemos andar vacios o frios como mármol, somos libres
con tenazas, somos libres y tenaces, nos movemos a cada minuto
estrechamos la mano y podemos ser bandos compactados de amor o de ódio.
Y vale la pena correr el riesgo?
El riesgo de sentirse náufrago y débil, el riesgo de darse cuenta que la
inocencia ya no existe y que lo esencial ya no es el amor, no hay escusas
nunca tuvimos plazo fijo, ni coraje, ni verguenza para detener todo esto,
para entender el paradoxismo entre una noche llena de coraje y el suicidio.
No podemos cumplir con esos ojos que siempre nos miraron,que nos metieron 
esa enfermedad,que como una mujer hermosa y persuasiva nos va alimentando con
ese miedo dia y noche, miedo de la muerte.
En suma mientras hacemos girar esa rueda de devaneos,
Seguimos vivos,
Seguimos cansados
Seguimos cuerpo en viaje
Seguimos silenciosamente sumergidos en crepusculos,
hundidos, en ese destino manejado por la suerte;
En el fondo sabemos que venimos remando ayeres sin darnos 
cuenta que lo que no nos alcanza ahora, un dia nos sobró;
No volvamos para partir mañana;
La magnitud es intranquila, lejana y necesita ternura...






Publicar un comentario